Komandoo, Maldivas
¿Elegir una isla en el archipiélago de Maldivas? Imposible. Digamos Komandoo pero cualquier punto en este destino es como aterrizar en una isla de fantasía, una delicada miniatura.
Isla de Pascua, Chile
La isla del misterio, donde sus colosos de piedra son vestigios de una civilización perdida.
Isla de Rab, Croacia
Frente al mar Adriático y con su ciudad principal desplegando su encanto medieval. Torres, calles estrechas, viejas piedras… Un viaje en el tiempo.
Holbox, México
Al norte de la península del Yucatán. Refugio perfecto para olvidarse de todo. Y disfrutar de su arena perfecta, de sus aguas cálidas.
Kauai, EE.UU.
Una de las más bellas islas del archipiélago de Hawái. Sus inmensas montañas verdes, el agua que abunda por todas partes y el mar, ese mar de intenso color.
Isla de Skye, Reino Unido
Isla escocesa con paisajes sugerentes, vestigios medievales y pueblos de pescadores que mantienen su autenticidad.
Ko Adang, Tailandia
Una minúscula isla tailandesa con enorme encanto y colores fascinantes.
Zanzíbar, Tanzania
Una isla que fue un importantísimo puerto de las rutas comerciales entre Europa, África y Asia. También centro del vil comercio de esclavos. Y ahora un lugar abierto al turismo, con el mar dibujando bellísimos atardeceres.
La Palma, España
Una isla volcánica en medio del océano Atlántico, en el archipiélago canario, en el lugar donde (cuenta la leyenda) estuvo la Atlántida. Ese paisaje de cenizas y rocas de fuego serían los restos de aquel territorio mítico.
Kyushu, Japón
Considerada cuna de la civilización nipona y lugar donde han vivido las personas más longevas del planeta. De belleza muy especial.
Andøya, Noruega
Para quienes buscan la aventura. Unos 300 kilómetros más allá del Círculo Polar Ártico.

zeleb.es