“Dime qué comes y te diré quién eres”. La comida es la base fundamental que sostiene tanto nuestro cuerpo como mente. Las prisas, la velocidad en la que vivimos, no hace propicio que seguir una dieta sana y cocinar con tiempo realmente alimentos que nos aportan nutrientes positivos. La preocupación por el bienestar a propiciado el auge de muchas investigaciones referente a los alimentos que nos benefician y alimentos que nos perjudican. Es por ello que debemos tomar conciencia y aprender sobre aquellos alimentos que son perjudiciales para nuestra salud.

Es recomendable no consumir estos alimentos

La comida es un momento de encuentro para las familias, amigos o pareja. Su elaboración consiste en realizar un plan juntos y saborear sus ingredientes. Hay muchas culturas que comparten la misma base de ingredientes y que sustentan una forma de cultura característica en cada país. La dieta mediterránea es saludable por sí sola, pero la globalización también ha causado consumir ciertos ingredientes procesados que hacen más apetecibles las comidas. Estos suelen estar cargados de grasas saturadas o azúcares, que no aportan ningun beneficio a largo plazo. Debemos tener presente que una dieta saludable es beneficioso para nuestro cuerpo y mente. Hay muchos fallecimientos a causa de la desnutrición pero al mismo tiempo a causa de la obesidad. Por lo tanto se vuelve fundamental tener un equilibrio con los alimentos que consumimos y aprender cuáles de ellos pueden causar problemas en nuestro cuerpo gradualmente.

Hay muchos problemas de salud que son originados por la ingesta de alimentos que ni tan solo podrías saber que son tan perjudiciales para tu cuerpo. Es importante leer las etiquetas nutricionales, aprender a saber cuales son negativos para tu cuerpo…porque a largo plazo puede convertirse en un problema serio. Muchos de los productos que están en nuestra cocina pueden ser un gran enemigo creando desórdenes alimenticios. Seguramente tengas muchos productos que no sabías que son negativos para el cuerpo, por ello a continuación te mostramos una lista de alimentos que deberías evitar para poder tener una dieta sana y cuidar tu cuerpo.

Margarina

La margarina es uno de los alimentos que más perjudican a la salud. Se relaciona mucho con los ataques al corazón, cáncer y diabetes…por la gran cantidad de grasas trans. Es tanto su nivel de perjudicial, que consumir media cucharadita de margarina adicional (más de una), aumenta el doble de sufrir un ataque al corazón. Dels mismo modo, tiene un efecto en el aumento de la insulina. Una opción saludable es usar aceite de oliva, mucho más nutritivo y no tan perjudicial para nuestro organismo.

Refrescos

Los refrescos están llenos de azúcares que propician un dulzor al consumirlo. Estan formado por agua con gas, aromas y edulcorantes. Los refrescos aportan muchas calorias, ya que estas bebidas azucaradas poseen poco valor nutricional y engaña a nuestro cerebro al sentir la misma plenitud que nos brindaría un alimento sólido. Por este motivo, puede aumentar el consumo de energía, lo que propicia en un aumento de peso. El exceso de azúcares, como es el caso de la fructosa, es convertido en glucosa por el hígado y este es almacenado como grasa. Es por ello que resulta tan perjudiciales estas bebidas, es más satisfactorio saciar la sed con un vaso de agua y atender a las etiquetas nutricionales. Por si fuera poco, estas bebidas refrescantes cuyos anuncios te hacen salivar, resulta que a demás de propiciar la diabetes pueden ser altamente adictivas. Calorias vacias, incidencia en las caries, alteración de las grasas, osteoporosis…

Pan Blanco

El pan uno de los alimentos más consumidos a lo largo de todo el mundo. Hay mucha gente que no diferencia entre el pan blanco, el integral, de espelta o semillas. Realmente su color es donde reside sus beneficios, el pan blanco tiene menos proteínas y fibra que el pan oscuro o integral. Lo que es importante de la fibra es su ayuda en el funcionamiento del sistema digestivo. Del mismo modo, el pan blanco sacia menos que los otros panes y es importante para poder controlar las calorías consumidas. A demas, sus altos niveles de azúcar provocan un problema en la insulina y altera el funcionamiento de nuestro cuerpo. Siempre es mejor optar por el pan integral, pan de centeno, pan de espelta, pan con semillas…aportan nutrientes más satisfactorios y beneficiosos para nuestro organismo.

Zumo de frutas

Aunque creamos que la fruta es muy beneficiosa para nuestro organismo, es cierto que los zumos de fruta no lo son tanto. Su elaboración se basa en exprimir la fruta, y depositar el zumo de fruta en grandes recipientes de oxígeno, de este modo su sabor es fresco y al envasarlos no pierden ese característico sabor. No obstante al elaborarlo de este modo, el sabor no acaba siendo el mismo que en el inicio, es por ello que muchas productores de alimentos y bebidas, para corregir este problema añaden aromatizantes y edulcorantes para poder conseguir el sabor original. De otra manera, muchos de los zumos que consumimos en el supermercado contienen grandes cantidades de azúcar o edulcorantes, para que sea más apetecible su sabor y nos cree una cierta adicción. Sorprendente, no? Continua leyendo la próxima pagina para no parar de sorprenderte

Atún

Comer pescado es saludable, ya que aporta pocas grasas y tiene grandes cantidades de vitaminas. No obstante, debemos ser conscientes del hábitat donde viven y la manera en cómo es consumido. Comer atún resulta peligroso para la salud, debido a las grandes cantidades de mercurio que puede absorber. Antiguamente comer atún no era ningún problema, pero a causa de la gran contaminación que se encuentra en los océanos, ingerir esta clase de pescado resulta un problema. No todos los pescados son iguales, el atún por sus características absorbe más el mercurio que cualquier otro pescado, este mercurio va a nuestros riñones, cerebro y otros órganos del cuerpo. En pocas cantidades no resulta un riesgo pero si se consume por un largo periodo de tiempo, puedes tener el riesgo de  contraer enfermedades como la falta de hierro, osteoporosis y cancer. Es por ello que siempre resulta más recomendable optar por otros pescados o asegurarte de donde proviene. Haz uso de las etiquetas nutricionales y pide informacion en caso que sea necesario. La información es poder!

Miel pura

En los supermercados podemos encontrar todo tipo de miel, pero mucha de ella viene mezclada con cantidades de fructosa. La miel pura es más difícil de encontrar, no obstante tampoco resulta tan beneficiosa para nuestro organismo. Esta miel no está elaborada mediante procesos de pasteurización, este hecho puede causar que esta miel tenga otras sustancias un tanto peligrosas. Una de estas sustancias es el grayanotoxin, reacción venenosa muy rara, por mareos, hipotensión y bloqueo auriculoventricular. Además puede causar un aumento del sudor y sensación de debilidad y náuseas. La miel no es tan beneficiosa como pensábamos…

Bebidas Energizantes

El nivel de vida en el que vivimos nos lleva siempre a buscar las manera de obtener mas energia para poder continuar un dia completo: trabajo o estudios, ir al gimnasio, salir con los amigos… es por ello que muchas personas recurren a las bebidas energizantes para tener un aporte extra de energía. Estas bebidas de por si, causan el efecto esperado pero no por ello son beneficiosas para nuestro organismos. Debemos saber de qué están hechas estas bebidas para que puedan generar este elevación de los niveles de energía. Entre los ingredientes se encuentran el guaraná, la taurina, el espartano, la vitamina B, la cafeina, azucares. Si se toman en grandes cantidades, los efectos que pueden tener en el organismo son parecidos a los que propician el alcohol y las drogras. Además poseen tal cantidad de azúcar que suben los niveles de insulina en nuestra sangre, provocar a corto plazo nerviosismo, irritabilidad, insomnio, taquicardia.

Carne Procesada

La carne procesada es aquella carne que ha sido manipulada para mezclarla con otros sabores o para preservar sus características a largo plazo. Las salchichas, carne en conserva, carne salada, carne ahumada, enlatada, tocino, carne seca, embutidos… Esta carne tiene un efecto poco beneficioso para nuestro cuerpo y sistema cardiovascular ya que provoca alteración en la presión arterial

. Esta carne esta modificada a partir de altas temperaturas que modifican las características de la carne y provocan nitrosaminas. Las nitrosaminas son sustancias que se generan también con exceso de frituras en la dieta y causan la aparición de miles de casos de cáncer de colon cada año en todo el mundo. Estas carnes también poseen grandes cantidades de sodio y azúcares. Es mejor optar por carnes frescas, de granjas ecológicas y informarse bien de su origen y procesado.

Cereales para el desayuno

Los cereales para el desayuno es un clásico y rápido alimento que consumen tanto adultos como niños. Hay muchas variedades en el supermercado, de diferentes sabores, composiciones, cada uno más atrayente que el otro. Los cereales preparados no son nada saludables ya que están compuestos por poca cantidad de cereal integral y muchos azúcares para obtener un sabor más apetecible. Hay muchos elaborados de avena, trigo, maíz…el problema reside en que es mínima la cantidad de cereal y es mayor los edulcorantes y azúcares que tienen estos alimentos. Otro caso es el muesli, muy conocido por el aporte energético pero realmente contienen muchos niveles de azúcares y grasas de absorción rápida. La mejor manera es comer cereales orgánicos sin azúcares y los más naturalmente posible. Puedes combinar avena natural con trocitos de fruta fresca, combinarlo con leche sin azúcar o copos de maíz orgánico.

Sal

Normalmente le agregamos sal a nuestras comidas, sin importar que hay ingredientes y alimentos que por sí solos ya tienen grandes cantidades de sal. Muchas veces para potenciar el sabor de las comidas usamos cantidades incontrolables de sal. Si nuestra dieta se basa en un alto contenido de sal, podremos tener problemas de salud a largo plazo como presión arterial alta, y por lo tanto problemas cardiovasculares. Muchas bebidas, alimentos contienen muchas sal por ello debemos optar por otra opciones para potenciar el consumo de ella. Por ejemplo podemos agregar pimienta negra u otros potenciadores naturales de sabor a nuestras comidas. Debes controlar tu consumo de sal e ir prescindiendo cada vez mas de ella.

Productos sin grasa

Muchos de los alimentos sin grasa se venden como la mejor opción para nuestra dieta. Pero no es por ello saludable, y no se pueden consumir sin control. Por raro que parezca, la grasa es importante para mantener muchas de las funciones corporales y desarrollo sano y fuerte de nuestro organismo. No se puede tener una dieta basada sin grasa, ya que es la potencia que le da movimiento a nuestro cuerpo. La mayoría de los productos sin grasa posee muchos azúcares procesados para que sean saborosos al comerlo. Es por ello que la gente cae en el error de pensar que si no tiene grasa es que no posee calorías, y nada tiene que ver. Es mejor que comas productos no procesados, naturales en grasa que es beneficiosa para el organismo y no te dejes engañar por los conocidos productos sin grasa.

Alimento Enlatado

Antiguamente se usaba los alimentos enlatados para largos viajes, para los soldados o para posibles catástrofes. Esta era una manera de asegurarse poder alimentarse sin saber cuándo podrían volver a obtener alimentos frescos. La característica de los alimentos enlatados es que pueden tener una larga vida de consumición, entre uno y cinco años. No obstante, lógicamente debemos pensar que estos alimentos han tenido mucha vida antes de su fecha de caducidad y que por lo tanto sus nutrientes no son los mismos que en su origen. Muchas de las compañías que fabrican este tipo de alimentos, suelen añadir mucha sal y azúcares para potenciar de alguna manera su sabor. Es mejor que compres productos frescos, que los cocines con tiempo sabiendo que tipo de ingredientes vas añadir y cuidar tu dieta.

Cubo de caldo

Hay muchos cubos de caldo de diferentes tipos y que poseen entre huesos de pollo o diferentes verduras. El problema es que la mayoría de sus componentes son saturados con sal y artificiales. La sal es perjudicial, sobretodo para aquellas personas hipertensas, diabéticos o ancianos que no deberían probarla. Del mismo modo, también se comercializan tetrabricks de sopa que poseen el mismo problema que los cubos de caldo. Una mejor opción es que prepares tu propia sopa, añadiendo productos frescos y controlando los condimentos que quieras añadir.

Queso

El queso es un alimento sabroso lleno de nutrientes beneficiosos para nuestro organismo, como el calcio, vitamina A, vitamina B12, fosforo, zinc, riboflavina…pero a pesar de ello, hay muchos quesos que están llenos de grasas saturadas y que aumentan nuestro aporte calórico con tan solo un trozo. El problema reside en usar tambien el queso para elaborar salsas o cuando lo mezclamos con otros alimentos con grandes cantidades de calorias. Es importante elegir aquellos quesos con menos grasas y controlar su consumo.

Bebidas alcohólicas

Muchas son las ocasiones sociales en que tomamos unas copas de más. Bodas, comidas, navidad, celebraciones de todo tipo. No te vamos a decir que dejes de beber por completo pero debes tomar consciencia que no es beneficioso para nuestra salud. A parte del hecho que puede modificar tu conducta, estas bebidas poseen grandes niveles de azúcar lo cual aumenta los niveles de azúcar en sangre. Del mismo modo, este tipo de bebidas alcohólicas se suelen combinar con otras bebidas que tienen grandes cantidades de azúcar para que sea más fácil su consumo. Es por ello que es preferible que controles tu consumo y que hagas tus propias combinaciones con bebidas menos azucaradas. Debes tener un consumo responsable y ser consciente que un consumo abusivo de alcohol puede afectar a los escudos protectores del ADN. Lo mejor es no abusar de él, combinarlo con gaseosa o simplemente disfrutar de la velada social sin tener que ingerir grandes cantidades de alcohol.

Alimentos fritos o rebozados

Quién no ha comido nunca una buena carne rebozada tanto de pollo o de ternera, o los classics palitos de pescado? A pesar de que nos hacen salivar, los alimentos fritos o rebozados no nos ofrecen ningún aspecto beneficioso a nuestro organismo. Estos fritos y rebozados solo posseen grasas saturadas, a la vez que van acompañadas de cantidades ingentes de aceite para su elaboración. Estas grasas solo consiguen que se llene de colesterol malo nuestro organismo y que tengamos difíciles digestiones. Debemos siempre optar por carnes, pescados frescos y elaborarlos simplemente en la plancha, al horno, acompañado de verduras, pocos aceites, especias naturales… Debemos evitar añadir el rebozado de harina, ya que estos carbohidratos de por sî ya contienen cantidades elevadas de azúcar y el huevo aporta otra bomba calórica al cuerpo. Es delicioso saborear una buena carne o pescado con pocos aderezos y sentir su sabor original.

Bollería industrial

De pequeños hemos consumido multitudes de bollerias cada una más sabrosa y azucarada. Sus envoltorios y anuncios parecen gritar nuestro nombre. Es una comida ya lista y preparada para su consumo. A pesar de ser sabrosas lo que realmente estamos ingiriendo son cantidades de azúcar y grasas que obstaculizan el buen funcionamiento de nuestro organismo y no ayudan al crecimiento de los niños. Aumentan el colesterol malo y son muy adictivas, dado que poseen muchos azúcares. Pasteles, galletas, bollicaos… la lista parece interminable. Siempre debemos optar por aquellos alimentos sin azúcar y que realmente sacien nuestro “gusanillo” como el consumo de fruta, frutos secos o verduras.

Palomitas

Ir al cine, oír y oler las tan apetecibles palomitas. Es un clasico! Pero debes saber que lo que realmente estás ingiriendo es mucha mantequilla, aceite y sal…y poco maíz en realidad. También puedes encontrar la opción dulce, igual de pecaminosamente mala para tu organismo porque además de todo lo que hemos dicho anteriormente, posee muchos azúcares. Esta bomba de grasa, presentada de forma dulce nos llena el cuerpo de colesterol y grasas saturadas. La mejor manera es que realices por ti mismo las palomitas con los granos de maíz natural y los cocines en la sartén, sin añadir mucha sal o mantequilla. Las bolsas preparadas para microondas son perjudiciales para el cuerpo.

Chocolate blanco

El chocolate como sabe cualquier persona es negro…por lo tanto cualquier otra modificación hace que realmente sea chocolate combinado con otros ingredientes. El chocolate blanco es en verdad una combinación de leche, azucar, manteca de cacao y un escaso contenido de chocolate. Es por ello que se convierte en un alimento cargado de calorías, grasas y azúcares. La mejor opción es el chocolate negro, el más puro que sea posible con poca cantidad de azúcar. Este chocolate posee un sabor mucho más potente, haciendo que su ingesta sea inferior y que contenga menos ingredientes como azúcares y grasas. Es una opción más saludable y beneficiosa para el corazón. Este estimulante alimento puede encontrarse en diferentes formatos, tanto en polvo como tableta y puede estar combinado con canela o pimienta para darle un toque diferente a tu paladar. Es preferible el chocolate negro y observar que no tenga azúcares añadidos.

Salsas

El problema de las salsas procesadas es que están formadas por muchas grasas saturadas, azúcar y sal. Poseen además muchos conservantes y elementos químicos que alteran el contenido de sus ingredientes naturales. Estas salsas suelen acompañar a ingredientes ya muy calóricos por sí solos; carnes, pasta (carbohidratos)… Muchas de las bases de estas salsas también están elaboradas con aceite de girasol, sin saber con qué calidad posee. Por muy natural que pretenda ser la salsa, al ser manipulada ya debemos pensar que no puede ser natural, que debe poseer conservantes y colorantes para mostrarlo como de manera más apetecible. La mejor opción es que elabores por ti mismo las salsas, con productos frescos, añadiendo los ingredientes y controlando su cantidad. Te saldran salsas mucho más sabrosas y sanas, lo cual tu cuerpo lo agradecerá. Solo te hace falta imaginación y un poco de tiempo.

Pizza

La pizza es uno de los platos más consumidos por excelencia. Puedes encontrar pizzas de todo tipo de sabores, ingredientes, salsas, midas y formatos. Del mismo modo, son multitudes los restaurantes que se especializan en la elaboración de pizzas. Parece imposible escapar de comer una pizza! Aunque disfrutemos mucho de el sabroso sabor y aroma que desprende una pizza, debemos saber que la mayoría de ingredientes están repletos de grasas saturadas, grandes cantidades de sal y azúcares. La masa por si sola elaborada, por harina refinada, posee muchos carbohidratos, las salsas también tienen grandes cantidades de sal, el queso es otro ingrediente graso. Al mismo tiempo suelen estar cubiertas por atún, carnes procesadas u otros ingredientes que lo que hacen es aumentar su aporte calórico y perjudicial. Los escasos vegetales que poseen, están bañados por estas salsa y no aportan ningún beneficio. Lo fundamental en estos casos es conocer como está elaborado lo que nos vamos a comer y, en la medida de lo posible, elaborarlo por nosotros mismo. Las pizzas del supermercado tienen un mayor riesgo de poseer ingredientes poco beneficiosos para la salud, repletos de grasas saturadas, sales y azúcares. En la medida de lo posible, es mejor elaborar la pizza por nosotros mismos, controlando los ingredientes y optando por aquellos más naturales, y controlando lo que añadimos y las cantidades.

Arroz

El arroz como todos los carbohidratos, pueden combinarse con muchos ingredientes y son el pilar principal de muchos platos. Muchos de estos ingredientes que acompañan el arroz pueden ser vegetales y por lo tanto saludables o bien suelen estar más cocinados con aceites, salsas, carnes. Lo fundamental es entender, que el arroz como carbohidrato posee muchos azúcares, azúcares blancos que se procesan rápidamente en el cuerpo. Es importante saber que hay más variedades saludables que no el arroz blanco, como por ejemplo el arroz integral, el arroz rojo, el arroz salvaje o el arroz negro. Estos diferentes tipos de arroz, menos conocidos, representan una versión más saludable ya que aportan muchos nutrientes y fibras beneficiosas para nuestro organismo. Siempre es mejor optar por las opciones integrales y menos refinadas de los carbohidratos.

Café

En los comercios podemos encontrar todo tipo de cafes, cada uno más atractivo que el otro. Presentan grandes variedades de sabor: con canela, con caramelo, con o sin espuma, vainilla, chocolate. Lo que representa un problema al consumir café son todos lo añadidos que se mezclan para endulzar más su sabor. Estos añadidos representar un aporte extra de azúcar y pocas cantidades de cafe. Del mismo modo, las opciones vienen presentadas con cantidad de leche entera que lo que provoca es el consumo de grasas saturadas en poca cantidad. La mejor manera es optar por café solo, y controlar tu lo que le quieras añadir. Piensa que lo malo es todo lo que le añades de manera extra, así que controla la cantidad, se consciente de lo que le añades. Puedes consumir opciones mas saludables para endulzar tu cafe, como por ejemplo stevia, canela, leche desnatada o como los expertos amantes del café…tomar el cafe solo.

Leche

Cuando nacemos el primer alimento que consumimos es la leche. Es una importante fuente de calcio, proteínas y grasas importantes para nuestro desarrollo. No obstante, somos el único animal que sigue consumiendo leche cuando ya se ha desarrollado. Este hecho no es tan beneficioso para nuestro cuerpo, ya que la leche aporta muchos azúcares y grasas que no son necesarios para nuestro cuerpo. Muchas de las leches que se venden en el supermercado poseen grandes cantidades de azucar a demas, se comercializan otras variantes con chocolate, sabor vainilla, sabor caramelo…que a pesar de darle un buen sabor, lo que contiene es realmente azucar sin límites. Es por ello que debes controlar tu consumo, las cantidades, y sobretodo optar por las opciones menos manipuladas o sin grasas. Otra manera es optar por versiones vegetales sin azúcares añadidos.

Guisos

Los guisos son los platos estrella elaborado por abuelas y madres. Se elaboraban años atrás con toda clase de ingredientes y basicamente con lo que se tenia en la nevera. Especialmente eran elaborados durante las épocas de frío, era una comida muy potente, realizada para estar largo tiempo sin comer debido a los viajes, rutas y trabajo. Hoy en dia es un plato que se sigue comiendo especialmente en navidad u otras ocasiones especiales. Están elaborados por todo tipo de carnes, patatas, verduras, aceite…suelen ser platos que contienen grandes cantidades de grasas y que por ello aportan calorías extra a nuestro cuerpo. Si no eres una persona especialmente deportista o no quemas suficientemente tus calorías con ejercicio, estate por seguro que estos tipos de platos van a causarte un problema. Es mejor optar por carnes o pescados a la plancha o al horno, acompañados de verduras o patata asada. Hay muchas opciones, solo falta tu imaginación!

Postre dulce

Quién no ha pedido un buen tiramisú, flan casero o brownie como postre después de una buena comida en el restaurante? este pecaminoso mordisco supone un aporte extra de grasas y azúcares que a veces superan el valor de calorías de la comida que anteriormente hemos consumido. Es normal caer en la tentación de este sabroso dulce pero debemos ser conscientes que no nos aportan nada buena. Debemos optar por opciones dulces menos negativas, que solo saturan nuestras venas con grasas y nos dificultan la digestion. Buenas maneras de disfrutar de algo lo más parecido posible sería frutas, como manzana asada con canela, un pedacito de chocolate negro o un buen té sabroso para culminar nuestras comidas. Si realmente te das este capricho, asegurate que lo vas a “quemar” haciendo ejercicio de manera constante.

Mantequilla

Uno de los alimentos estrella que se usaba hace muchos años era la mantequilla. Servía para elaborar platos potentes y calóricos, preparando el cuerpo para largos viajes o trabajos, la cual aportaba energía para todo el dia. Actualmente, con el estilo de vida sedentario y con todos los alimentos procesados, esta opción resulta realmente negativa. Aporta muchas grasas las cuales no somos capaces de eliminar, y quedan almacenadas en nuestro cuerpo. Lo más preciso es desistir de ella, y elaborar los platos con aceite de oliva virgen extra, con moderacion, y no consumirla en grandes cantidades. Muchas veces desayunamos tostadas con mantequilla, quiches con mantequilla…debemos prescindir de ella y saborear los otros ingredientes que usamos para elaborar la comida. Este alimento se encuentra en muchos alimentos que están en el supermercado, es importante leer las etiquetas nutricionales de estos productos. Del mismo modo, la mantequilla que se realizaba anteriormente era mucho más pura y no contiene ingredientes como los conservantes que lo que hacen es añadir químicos a la comida y que perjudican mayormente.

Visceras

A parte de partes blandas como el pollo, ternera, cerdo…mucha gente consume vísceras como el corazón, riñones, higado. Estas carnes eran consumidas por nuestros abuelos, tienen altos niveles de hierro y nutrientes, del mismo modo su precio es mucho más económico que otras carnes. Pero a pesar de su cantidad de vitaminas, minerales, proteinas… no resultan beneficiosos si abusamos de su consumo. Uno de los problemas reside en la gran cantidad de hierro, aunque pueda parecer extraño, estas cantidades de hierro pueden resultar perjudiciales ya que pueden provocar coagulaciones en la sangre, un grave problema cardiovascular. Por si fuera poco, poseen muchas grasas cosa que nos indica que debemos consumirlo pocas veces. Para que realmente sea un aporte beneficioso para nuestro organismo debemos consumirlo con moderación y con otros alimentos vegetales que nos ayuden a digerirlos.

Sopa

Una buena sopa en el invierno es como el edredón que te cubre en las frías noches…Podemos encontrar mucho tipos de sopas ya elaboradas, el punto negativo es que contienen mucho sodio y por lo tanto no resulta la mejor opción. Las sopas elaboradas con mucha carne, aceite, grasas…hacen que este alimento inicialmente sano sea una bomba de calorias. Por lo tanto, es mejor que elabores tus propias sopas con gran variedad de verduras, alimentos llenos de vitaminas y minerales. Las combinaciones son infinitas! espinacas, apio, cebolla, repollo, zanahoria… son opciones sanas para tu cuerpo y nutrientes que son realmente necesarios para el buen funcionamiento del cuerpo. Comer estos tipo de alimentos, junto con la ingesta de líquidos, ayuda a realizar una función desintoxicante del cuerpo y la recepción de buenos nutrientes. Cada sopa es como una pintura, puedes combinar diferentes alimentos y saborealos de forma distinta.

Mermelada

Casi cada fruta posee su propia mermelada, podemos encontrarlas de diferentes texturas o sabores. Tostadas, pasteles…son endulzante de cualquier tipo de alimento. Su sabor es sabroso pero sus azúcares son más de la mayoría del total de la mermelada. Otro efecto negativo es que poseen benzoato de sodio, una substancia química que dificulta que las bacterias se desarrollen en los alimentos. Otros de los puntos negativos es que pueden causar que los niños, principales consumidores de este alimento, desarrollen cierta hiperactividad. Cuando compramos mermelada debemos ser conscientes de que realmente el porcentaje de fruta es muy bajo y que la mayoría de ingredientes son azúcares, conservantes, espesantes… Así que la mejor manera es que tu consumas mermeladas elaboradas por ti mismo o saborear fruta fresca.

Galletas de arroz

Una galleta de arroz aporta 30 calorías, casi nada! el problema subyace cuando la gente consume más de una pensando que es la mejor opción saludable como tentempié. En la oficina, en el trabajo…suele consumirse como si de agua se tratase. Pero realmente el problema llega en la cantidad de estas galletas que consumimos y no optar por opciones más saludables como frutos secos o fruta. Es una buena opción para consumir de manera puntual, como modo sustitutivo al pan o para personas celiacas. Además estas galletas de arroz no sacian nuestro apetito, no contienen nutrientes de valor y si comemos mas de una, las calorías que ingerimos son las mismas calorías que un plátano…una fruta mucho más sana y nutritiva.

Encurtidos

Los encurtidos son ideales como aperitivos antes de las comidas o mientras tomamos alguna bebida. No poseen muchas grasas pero el problema proviene que están elaborados con grandes cantidades de sal y azúcar. Este alimento es peligroso para personas con hipertensión. El consumo de sal como hemos dicho anteriormente debe ser moderado, según la OMS no podemos superar los 5 gramos al dia. La manera de saborearlos sin que representen un problema, es lavarlos para sacarles la abundancia de sal. De esta manera eliminaremos el riesgo de consumir aditivos cancerigenos como el benzonato de sodio, que normalmente se encuentra en la sal.

Edulcorantes

Otra alternativa al azúcar refinado son los edulcorantes. Son vistos como forma más saludable a los azucares, pero lo cierto es que poseen mucho elementos químicos nada positivos para nuestro organismo y pueden ser causantes de sangre. Entonces qué hacemos? volvemos al azúcar? Los alimentos que contienen azúcar en su forma natural, por ejemplo, las frutas enteras tienden a ser altamente nutritivas: densas en nutrientes, altas en fibra y bajas en carga glucémica. Por otro lado, el azúcar refinado y concentrado que se consume en grandes cantidades aumenta rápidamente los niveles de glucosa e insulina en sangre, aumenta los triglicéridos, los mediadores inflamatorios y los radicales de oxígeno, y con ellos, el riesgo de diabetes, enfermedades cardiovasculares y otras enfermedades crónicas. Lo mejor es controlar estos agregados y consumir la manera más natural posible todos los alimentos, sin edulcorantes o azúcares. Una opción más sana es la stevia que se presenta de manera natural. Es importante leer la etiqueta nutricional o comprarla en herbolarios ya que podemos encontrar marcas de baja calidad, en que hay poco porcentaje de stevia.

Barritas de cereales

Una barra de cereal es la merienda ideal cuando estás en movimiento. Son fáciles de comer, no demasiado caros y a menudo se consideran una opción saludable cuando se trata de la hora de la merienda. Sin embargo, no todos son tan saludables como crees, de hecho, ¡algunos contienen cantidades súper altas de alimentos perjudiciales como el azúcar y la sal! Son poco saciantes y puede que nos comamos más de dos barritas esperando que sacian nuestra hambre. No podemos considerarlo un snack saludable o al menos debemos optar por las opciones que contienen menos azúcares y grasas. Siempre es mejor elegir otras opciones mas saludables como los frutos secos, fruta o alimentos naturales y que nos aporten más nutrientes beneficiosos.

Aceites vegetales refinados

El consumo de aceites vegetales ha aumentado dramáticamente en el siglo pasado. La mayoría de los profesionales de la salud los consideran saludables, pero los aceites vegetales pueden causar problemas. Sus efectos sobre la salud varían según los ácidos grasos que contienen, de qué plantas se extraen y cómo se procesan. El aceite a menudo se extrae con solventes químicos o triturando o presionando las plantas o sus semillas. Algunos aceites vegetales son ricos en ácidos grasos omega-6, comer demasiado omega-6 puede conducir a una mayor inflamación en el cuerpo y potencialmente contribuir a la enfermedad. Los aceites con alto contenido de grasas poliinsaturadas son susceptibles a la oxidación, tanto en el aceite como dentro de nuestro cuerpo. Es mejor optar por aceite virgen extra y conocer su procedencia y elaboración.

Proteína de soja y fermentados

Muchos de nosotros conocemos los beneficios de comer soja como alternativa de la carne. Posee muchos nutrientes y proteína. No obstante la soja modificada no supone tants beneficios para el cuerpo. Los métodos de procesamiento de soja, que incluyen hervir y asar, reducen en gran medida el contenido antinutriente de los alimentos de soja. Las isoflavonas son fitoestrógenos, compuestos con efectos estrogénicos en el cuerpo. La soja es rica en isoflavonas, que se creen que son responsables de algunos de los efectos sobre la salud de la soja. Desafortunadamente, el contenido de isoflavonas de cada tipo de alimento de soja varía mucho, lo que dificulta determinar el nivel de consumo. Otro problema, es que la mayoría de la soja de Estados Unidos es transgénica, por ello esta tratada con muchos pesticidas y elementos químicos para conservarla. Cuando consumas soja asegurate de comprarla en establecimientos naturales o ecológicos y leer su procedencia y composición.

Dulces

Los dulces pueden ser placenteros para comer, pero demasiados de ellos pueden afectar negativamente su salud. Los dulces tienden a carecer de nutrientes beneficiosos y están llenos de perjudiciales, como grasas saturadas, azúcares y azúcares artificiales. No todos los dulces tienen la misma composición nutricional, por lo que los efectos pueden diferir de un producto a otro. El consumo de dulces puede aumentar su riesgo de diabetes, una condición en la cual el cuerpo tiene niveles anormalmente altos de azúcar en la sangre. Varios factores dietéticos pueden promover esta afección. Una alta ingesta de azúcares añadidos es un factor de riesgo primario para la diabetes. Son estos azúcares agregados en los dulces los que los hacen sabrosos, pero también hace daño físico. Es por ello que es preferible optar por opciones mas saludables como chips vegetales al horno, fruta y otros alimentos naturales y dulces por si mismos.

Vinagre balsámico

El vinagre balsámico se asocia con solo dos posibles problemas de salud. Podría erosionar el esmalte dental debido a su acidez, y puede contener algo de plomo. Si bien la cantidad de plomo se considera demasiado pequeña para afectar a los adultos, existe la posibilidad de que aumente los niveles de plomo en los niños.
El vinagre balsámico es un poco menos ácido que otros vinagres, pero aún tiene el potencial de erosionar el esmalte dental. Cualquier alimento o bebida que tenga un pH de 4 o menos puede desgastar el esmalte dental y el pH del vinagre balsámico es de alrededor de 4. El ácido es un problema mayor si usas vinagre balsámico tradicional porque generalmente se rocía directamente sobre los alimentos. Las marcas menos costosas se mezclan con aceites para aderezos para ensaladas o se agregan a los alimentos, por lo que se reduce el impacto ácido. Ademas contiene grandes cantidades de azucar, cosa que lo hace menos saludable para la salud. Es mejor optar por vinagre de manzana o aderezar tu ensaladas con limon.

Helados

Piensa en el helado, a nadie le gusta conformarse con una taza o una cucharada. Es una de esas indulgencias que es dulce, sabrosa e interminable. Según los psicólogos, ¡ofrece una combinación irresistible de crema y frío que te hace pedir más! Si eres un fanático de los helados, definitivamente comprenderás la profundidad, pero al mismo tiempo, es considerado malo para el cuerpo humano. Debido a su alto contenido de azúcar y grasa, es injusto decir que el helado es saludable. Cada porción de helado de chocolate contiene alrededor de 250-300 calorías. Teniendo en cuenta la ingesta diaria de calorías de un cuerpo adulto, en caso de que comas de 3 a 4 porciones en un día, eso es más de la mitad de tu ingesta diaria. Referente a los niveles diarios de grasa, no deben exceder más del 5 al 6 por ciento, pero cuando se trata de helado, cada porción (105 gms) contiene alrededor de 15-19 g de grasa. Es una bomba de azucar, grasa y exquisitez! Lo mas adecuado es que comas helados naturales, de frutas sin azúcar añadido y a ser posible que elabores tus helados con calma y sabiendo que ingredientes contienen. Puede ser igual de sabroso!

Yogurt

El yogurt se elabora fermentando leche con un cultivo de yogurt. Los beneficios para la salud pueden incluir promover la salud ósea y ayudar a la digestión.
Algunos yogures contienen bacterias activas y vivas tan conocidas como probióticos, que pueden ayudar a mantener sanos los intestinos. Los productos de yogur que pasan por un tratamiento térmico no tienen bacterias activas, lo que reduce los beneficios para la salud. Las pasas cubiertas de yogur son un ejemplo.
Los yogures contienen calcio, vitaminas B6 y B12, riboflavina, potasio y magnesio. Las cantidades dependen del tipo. Pero no todos los yogures son saludables. Aquellos sin azúcar agregada o aditivos innecesarios pueden ser una adición saludable a la dieta, pero algunos productos tienen altas cantidades de azúcar agregada y otros ingredientes que pueden no son beneficiosos. El yogur natural puede ser un alimento bajo en calorías y rico en nutrientes repleto de proteínas, sin embargo, muchos fabricantes agregan azúcar, edulcorantes artificiales y otros ingredientes que no son saludables. Todos los yogures contienen algunos azúcares naturales, pero es mejor buscar un producto con menos de 15 gramos de azúcar por porción. Cuanto más bajo sea el azúcar, mejor, siempre que no contenga edulcorantes artificiales.

Alimentos “fast food” sin gluten

La popularidad de los productos sin gluten a aumentado mucho durante decadas, se han diagnosticado más casos de gente intolerante o sensible al gluten. debido a la falta de información hay mucha gente que cree que es más sano, light y saludable comer sin gluten, apesar que no presenten ninguna intolerancia. Este hecho es totalmente erróneo, una dieta sin gluten no resulta una dieta más sana. La gente celiaca ahora dispone de mas productos en el supermercado, pueden comprar todo tipo de productos sin gluten: pasta, pizza, bebidas…Pero para asemejar más el sabor y las texturas de los productos “normales” se agregan grandes cantidades de azúcares y grasas. Si es cierto que son productos saludables para las personas que no pueden consumir gluten, pero por otro lado llevan productos perjudiciales para su salud. la mejor manera es consumir productos sin gluten no procesados, en el caso de padecer intolerancia al gluten o celiaquía, pero no por ello consumir todo tipo de “fast food” que no contenga gluten y considerar que son sanos. La mejor opciones es consumir productos sin gluten, que no sean bolleria, pastas… Es clave revisar las etiquetas nutricionales.

Salsa de Soja

Mucha de la comida japonesa como los woks o salsas para el sushi, requieren de la salsa de soja para darle un toque especial a estos alimentos. Tendemos a pensar que la salsa de soja es un aderezo saludable y, aunque tiene beneficios, el problema de la salsa de soja es su elevado contenido en sodio, razón por la que no conviene abusar de ella. A demás es una salsa que se suele consumir directamente del supermercado, es decir, es una salsa preparada que no se acostumbra a elaborar de manera casera. Este hecho propicia que no tengamos control sobre la cantidad de azúcar y sal que lleva. Es mejor saborear los platos, ya ricos por sus ingredientes y sabores, sin utilizar grandes cantidades de salsa de soja. Debemos tener cuidado con la sal de esta salsa para que no afecte negativamente a nuestro organismo. Optar por opciones más saludables o intentar prescindir de ella puede resultar más beneficioso.

Surimi/ Palitos de cangrejo

El cangrejo de imitación está hecho con un tipo de pez llamado surimi. Los fabricantes agregan rellenos, saborizantes y color al surimi para imitar el sabor, la textura y el color de las patas de cangrejo reales. La carne de cangrejo de imitación es un ingrediente versátil que cuesta mucho menos que el producto real. La carne se puede usar en muchos platos y contiene ciertos nutrientes que son esenciales en una dieta saludable. Sin embargo, el cangrejo de imitación tiene inconvenientes nutricionales que disminuyen su valor nutricional general. El principal inconveniente nutricional de la carne de cangrejo de imitación es la cantidad de sal que contiene. El límite superior recomendado para la ingesta de sodio es de entre 1,500 y 2,300 miligramos por día, aunque muchas personas obtienen mucho más que esto. Su riesgo de enfermedad renal, accidente cerebrovascular y presión arterial alta aumenta cuando come una dieta alta en sal. Una porción de 3 onzas de carne de cangrejo de imitación contiene 715 miligramos de sodio. El precio del cangrejo real es mucho mayor que esta imitación pero es mucho más saludable que esta versión.

Coco

Es cierto que las grasas saturadas difieren entre sí químicamente, dependiendo de la cantidad de átomos de carbono que transportan, y los diferentes alimentos tienen concentraciones variables de los diferentes ácidos grasos saturados. La grasa saturada en el aceite de coco consiste principalmente en el ácido láurico y el ácido mirístico, con menores cantidades de ácido palmítico, mientras que el chocolate y la carne están dominados por el ácido palmítico. No hay duda de que todos los ácidos grasos en el aceite de coco aumentan el colesterol, pero la pregunta más importante es qué tipo de colesterol aumentan: ¿es el colesterol LDL malo o el colesterol HDL bueno? . Parece que los ácidos grasos que se encuentran en el aceite de coco aumentan el colesterol LDL (colesterol malo) al igual que otras grasas saturadas, como la mantequilla. Es por ello que debemos tener un consumo responsable en cuanto al coco, tiene muchas propiedades para la piel, el pelo. Podemos darle muchos usos alternativos, solo minimiza su consumo para que no tengas un aporte de grasas excesivo.

Frutas secas

Las frutas secas son deliciosas para combinar en ensaladas, yogures y pastas. Pero debido a que tienen muchos azúcares añadidos son perjudiciales para la salud. Estos niveles altos de azúcar causan un nivel en la glucosa en sangre, aumentando los niveles de azúcar. Por tanto debemos optar por opciones de frutas secas sin azúcares añadidos, ya que de por sí solas estas frutas ya contienen azúcar. Lo mejor es combinar fruta fresca y de temporada a todo tipo de platos y postres. Yogurt con manzana fresca, arándanos frescos en las ensaladas…son múltiples las combinaciones que puedes realizar y de una manera totalmente sana y nutritiva. Muchas barritas de cereales también contienen estas frutas, así que cuidado con el aporte de azúcar que contengan. Cuanto menos procesado sea un alimento, más natural y beneficioso para tu organismo.

Avena con sabor

La avena es un carbohidrato complejo con alto contenido de vitaminas B, magnesio, fósforo, zinc, manganeso, selenio, hierro, calcio y proteínas, mientras que es bajo en sal, azúcar y grasa. Como si eso no fuera lo suficientemente bueno, la avena también contiene fibra soluble e insoluble, lo que ayuda a reducir las lipoproteínas de baja densidad (LDL, el colesterol “malo”) y nos hace sentir más llenos, no más hambrientos cuando terminamos de comerlos. Cuando digo “avena”, por cierto, no nos podemos referir a esos pequeños paquetes de avena instantánea, que son un material alimenticio altamente procesado que puede contener hasta cuatro cucharaditas de azúcar en un solo paquete de porción. La avena puede deteriorarse más rápidamente si no se procesan comercialmente. La avena envasada estándar que encontrará en la tienda comienza como granos de avena que primero se descascaran y se enrollan en copos, luego se tratan con vapor húmedo y se tuestan ligeramente para estabilizar los granos. Después de que la avena pase por este procesamiento, los aceites en los granos permanecerán frescos por más tiempo. Otra razón por la que la avena puede ir mal tiene que ver con el empaque. Si la avena está empacada en papel, la levadura y la humedad en el aire pueden ingresar a la bolsa y estropear los productos. A diferencia del moho, que es un indicador muy evidente de deterioro (y puede crecer en la avena si están expuestos a la humedad), estas levaduras son prácticamente invisibles, y aunque la avena afectada aún se verá bien, su sabor agrio te convencerá de lo contrario.

Ahumados

Los ahumados en la carne le dan un sabor delicioso. Sin embargo, el humo detrás de este sabor tiene sus propios riesgos para la salud, y comer carne ahumada en exceso puede causar efectos no deseados en tu salud. Es posible evitar estos peligros reduciendo la cantidad de carne ahumada que consume. Las carnes ahumadas se asocian con un mayor riesgo de ciertos tipos de cáncer debido a la presencia de sustancias cancerígenas: carcinógenos. Por ejemplo, los hidrocarburos aromáticos policíclicos como los benzopirenos del humo de madera son tóxicos. Además, las nitrosaminas, qué son los subproductos comunes de los agentes de curado como los nitritos y nitratos, también son cancerígenas. Según el Instituto Nacional del Cáncer, los hidrocarburos aromáticos policíclicos y las aminas heterocíclicas se forman cuando la carne se cocina a altas temperaturas, como sucede al fumar a fuego abierto o al asar a la parrilla. Es por ello, que es mejor elegir carnes y pescados sin ahumar, y prepararlos a la plancha o al horno con aderezos. Igualmente de apetecibles y sabrosos.

Congelados

Todos disfrutamos de la comodidad, así que de vez en cuando es razonable comprar un paquete de comida congelada en su carrito de compras. Sin embargo, no debe convertirse en un hábito, ya que afecta negativamente a nuestra salud. Los alimentos congelados o envasados ​​son como un botón de pausa que ralentiza cualquier reacción enzimática y aumenta la vida útil. Tendemos a consumir alimentos congelados debido a la exigente cultura de la vida laboral donde los adultos están demasiado exhaustos al final del día para cocinar alimentos frescos. Según los nutricionistas el proceso de congelación de alimentos no es el verdadero demonio, es la forma en que se promociona como saludable, fresco, auténtico, orgánico, etc. Los ingredientes que se utilizan en los alimentos congelados no son los mismos como los de las comidas recién preparadas. Los alimentos congelados tienen efectos secundarios ya que contienen aceite de palma hidrogenado que tiene grasas trans nocivas. Los conservantes como el almidón, el jarabe de maíz que está hecho de glucosa se agregan a estos alimentos y se notan como sustancias cancerígenas. También el contenido de sodio es mucho más alto en estas comidas listas para el consumo y se suma a la creciente prevalencia de enfermedades del estilo de vida como presión arterial alta, diabetes, colesterol, etc., a una edad muy temprana. Es mejor optar por productos frescos, o ser tú mismo quien congele la comida en el caso que sea necesario.

Productos light

La importancia por los productos light ha sido un fenómeno en aumento, todo el mundo está preocupado por las calorías y grasas saturadas. Estos dos conceptos quedan muy claros en la mente de cualquier persona, es por ello que hay multitudes de productos light que eliminan estas grasas. Lo que la mayoría de gente no sabe que en contraposición a esta grasa se añaden cantidades ingentes de azúcares. Los fabricantes han respondido a los temores que rodean los estudios que muestran que las grasas saturadas e hidrogenadas pueden causar colesterol alto y enfermedades cardíacas al eliminar la sustancia de los alimentos. Pero también han aumentado la cantidad de azúcar en los productos para que sigan teniendo un sabor agradable. Muchas investigaciones han encontrado que muchos alimentos bajos en grasa que se comercializan como opciones más saludables contienen más azúcar que sus equivalentes enteros. Es por ello que debes leer las etiquetas nutricionales de estos famosos alimentos milagro y saber realmente lo que contienen. Con toda esta información estamos seguro que tu dieta sera mucho mejor, tanto para tu cuerpo como para tu mente!

doithouses.com