– Todas las corrientes de la música alternativa colombiana: rap, metal, hardcore, ska, punk y música electrónica, hicieron parte del festival.

–  99.768 visualizaciones tuvo esta edición que conectó a personas no solo de Colombia, sino también de Ecuador, Estados Unidos, México, Canadá, Chile y Holanda. 

– El Teatro Pablo Tobón Uribe, el Teatro Matacandelas y el Teatro Ateneo Porfirio Barba Jacob, fueron foco creativo y musical de 26 horas de transmisión. 

– El papel protagónico de las mujeres estuvo presente en todos los frentes del festival: artistas, periodistas y producción. 

11, 12 y 13 de diciembre

Fueron tres días, entre el 11 y 13 de diciembre, sumergidos en el universo musical alternativo de Colombia. A través de la tecnología y desde una experiencia virtual, 43 artistas tocaron en vivo en tres teatros icónicos de Medellín. Altavoz Colombia sonó fuerte para el mundo. 

Apuesta totalmente distinta

En esta edición, el festival superó lo musical y se planteó como un nuevo punto de partida desde lo visual. Con una apuesta totalmente distinta en su lenguaje, se buscó hacer un tributo a la estética de la música y cómo se ha narrado en imágenes: el Teatro Matacandelas con el estilo de los programas de televisión de la década de los noventa; el Teatro Ateneo Porfirio Barba Jacob con un formato unplugged y un lenguaje visual más tranquilo; y el Teatro Pablo Tobón Uribe con una apuesta más cinematográfica, con el protagonismo centrado en la figura del artista. 

Álvaro Narváez, secretario (e) de Cultura Ciudadana:

“Altavoz Colombia fue la oportunidad para que el sector artístico y de la música se pusiera de pie otra vez en un escenario. No solo activamos el sector artístico musical, también tres escenarios de las artes escénicas muy importantes para la ciudad, íconos de la música y del arte en Medellín”.

La programación incluyó

Además de las bandas elegidas por convocatoria, artistas nacionales invitados como: Flor del Fango, Systema Solar, Los Rolling Ruanas, Nanpa Básico, y el cierre, a cargo de Aterciopelados. 

Géneros como el punk tuvieron momentos de euforia y resistencia con Los Malkavian, y emotividad con bandas como Gaias Pendulum, Sörceress y Highway. El metal de la ciudad de Medellín fue homenajeado con el Tributo a Nuestro Metal. Una puesta en escena con participación de la Orquesta Filarmónica de Medellín, que interpretó clásicos del género. Hubieron invitados de bandas de Tenebrarum, No Raza, Masacre, Reencarnación, Carbure, Kraken, Witchtrap, Ekhymosis y Atanathor. 

Juan Pablo Valencia Heredia, director residente de la Orquesta Filarmónica de Medellín:

“Este tributo sinfónico del metal colombiano para nosotros fue un reto muy bonito porque está dentro de la esencia de la Orquesta Sinfónica de Medellín poder generar un movimiento de democratización de la música, y música es solo una. En este caso, nos unimos con el metal, un desafío que fue conocer cada una de las bandas, toda su trayectoria, poder interactuar con ellos, poder conocer esos movimientos rítmicos y energía que tiene el metal. Para nosotros es un honor haber podido preparar este concierto con todo el cariño y el profesionalismo, tanto de la orquesta como de cada uno de los músicos”.  

En la música y en la cultura en general, hay actores que tienen un papel muy destacable como lo son las mujeres. Fértil Miseria, Highway, Flor del Fango, La Tifa, Lucille Dupin y Andrea Echeverry de Aterciopelados. Todos ellos hicieron parte de esta edición como referentes del éxito de cualquier mujer, que quiera vivir de la música.

Andrea Echeverry:

“El feminismo es un lugar al que tenemos que ir hombres y mujeres porque no es que nosotras vamos a ser un fuerte antihombres, no. Todos necesitamos hombres florecidos y mujeres berracas. Necesitamos que cada persona encuentre una razón y una manera de impactar su alrededor y buscar un lugar amable para vivir, menos injusto, menos violento”

Nuestro Tiempo, Golpe de Estado, Desastre Capital, Odio, Cráneo y Goc fueron algunas de las propuestas que se destacaron en el festival y que hicieron parte de la Convocatoria de Estímulos para el Arte y la Cultura 2020, a través de la cual se invirtieron $249.999.988 en las propuestas musicales ganadoras.

Daniel Velásquez Quintero, guitarrista y vocalista de la agrupación Cráneo:

“La Alcaldía y Altavoz en sí tuvieron la valentía y la gallardía de hacer un festival que no dejará de llevar música a sus oídos, así fuera a través de una pantalla. Es algo muy especial por parte de ellos, debemos apreciarlo y seguir apoyando nuestras bandas. La música late fuerte en Medellín y este es nuestro festival”. 

Edición especial

Altavoz Fest Colombia, con 17 años, celebró una edición especial que permitió conocer nuevas propuestas y compartir a través del entorno digital con una audiencia diversa. Las ovaciones al reconocer los primeros acordes de una canción, los aplausos, los bailes y los pogos volverán.

medellin.gov.co