AREA METROPOLITANA - MEDELLIN

El desmonte del puente peatonal de la calle Barranquilla hace parte del programa de la Alcaldía de Medellín, mediante el cual se busca privilegiar la movilidad sostenible –y con ella el uso de la bicicleta-, al peatón y a las personas con movilidad reducida.

En las obras de la ciclorruta, el Área Metropolitana del Valle de Aburrá invierte cerca de $3700 millones. Incluye una nueva estación automatizada del sistema de transporte público de bicicletas EnCicla.

Con el fin de dar paso al proyecto de construcción de la ciclorruta que comunicará las Universidades Nacional –sede Medellín y de Antioquia, y como parte del plan de mejoramiento de rutas de ciclocaminabilidad de la ciudad, no solo para el ciclista como apoyo a la movilidad sostenible, sino para las personas con movilidad reducida, fue desmontado entre la noche del miércoles, 10 de junio, y la madrugada de este jueves, 11 de junio, el puente peatonal de la calle Barranquilla, que permite el ingreso a la U. de A.
El puente fue desmontado, además, porque tenía una patología estructural, según la cual, no cumplía con las normas de sismorresistencia y ya no podía ser objeto de reparaciones, lo que convertía esa estructura en un peligro para los usuarios.
En el lugar, el Área Metropolitana Del Valle de Aburrá instaló ya un paso peatonal a nivel, que cuenta con dos cruces semafóricos y señalización, y actualmente se construye una estación automática del sistema de bicicletas públicas – EnCicla
Las obras hacen parte del corredor de movilidad activa entre la autopista norte y la carrera 56, el cual incluye la construcción de paso a nivel en la calle 67. La ciclorruta comprende una longitud de 700 metros de cicloinfraestructura que van por encima del puente de la calle Barranquilla sobre el rio Medellín hasta el paso a nivel de la calle 67.
La ciclorruta tendrá dos metros con cincuenta de ancho para garantizar la circulación peatonal y del ciclista e incluirá la construcción de nuevos andenes, senderos y mejoramiento de los existentes. Incluye, también, la construcción de una plazoleta para el disfrute de la ciudadanía en un predio de la Policía ubicado al frente de la U. Nacional, (cerca de la glorieta de Punto Cero). 

El desmonte del puente peatonal de la calle Barranquilla hace parte del programa de la Alcaldía de Medellín, mediante el cual se busca privilegiar al peatón y a las personas con movilidad reducida. “Medellín debe despedirse del urbanismo táctico y los puentes peatonales”, dijo el secretario de Movilidad, Carlos Cadena, al explicar por qué los puentes elevados para peatones no son una buena idea.
Según estudios de la Secretaría de Movilidad de Medellín, los cruces a nivel son incluyentes, esto es, priorizan a todas las personas, mientras que los cruces elevados se convierten en una barrera para los usuarios, razón por la cual cambiarán por pasos a nivel, en aras de mejorar la movilidad y garantizar la circulación de los peatones y personas con movilidad reducida.  
“Los cruces a nivel priorizan a todas las personas, son incluyentes, mientras que los cruces elevados son una barrera”, indicaron Juan David Palacio, director del Área Metropolitana del Valle de Aburrá y Carlos Cadena, secretario de Movilidad de Medellín, al recordar las razones por las cuales van a ser desmontadas en la ciudad varias de estas estructuras.

  • Los puentes peatonales privilegian la visión de movilidad tradicional, donde se favorece el tránsito de vehículos y no de personas, al facilitar el flujo continuo de vehículos motorizados, lo cual se considera es la visión opuesta a la movilidad sostenible.
  • Promueven el incremento de velocidades de flujo vehicular.
  • Los puentes peatonales generan extra recorridos para el peatón, por lo tanto, exige mayor esfuerzo físico de su parte e incrementa sus tiempos de viaje ya que está utilizando su propia energía para desplazarse.
  • Son un obstáculo del entorno para personas con movilidad reducida temporal o permanente, por lo tanto, no todas las personas pueden usarlo y se tornan inseguros y poco atractivos al propiciar condiciones de vulnerabilidad para niños, mujeres y adultos mayores.
  • En términos de infraestructura, los costos de inversión de un puente peatonal, son 5 veces más altos que la implementación de un cruce a nivel. 

En el acto donde se anunció el desmonte del puente peatonal, el director del Área Metropolitana, Juan David Palacio y el secretario de Movilidad de Medellín, Carlos Cadena, señalaron las ventajas de los pasos a nivel:

  • Prioriza al peatón como el modo más importante, proporcionando comodidad a peatones y ciclistas.
  • Entiende que el peatón busca la ruta más eficiente ya que está usando su propia energía para moverse. Le entrega la ruta más directa y segura para su desplazamiento.
  • Equitativo. Facilita el cruce de la calle a las personas sin importar su condición.
  • Integra a todos los actores y facilita la comprensión de la calle como espacio público.
  • Permite la conexión al mismo nivel de donde otras personas están circulando, brindando percepción de seguridad.