Los perros son animales muy inteligentes, que pueden utilizar a sus dueños para conseguir lo que quieren. Desde salir a pasear, un premio o más comida. 

Las miradas prolongadas corresponden a un plan de tu mascota para pensar que este necesita o suplica por algo. Si ese comportamiento es recompensado, el perro sabrá que con esa mirada puede conseguir lo que buscada. 

Pero no solo piden comida o cariño. Al hacer contacto visual, liberan oxitocina, conocida como la «hormona del amor», esto fortalece la unión entre los humanos y sus mascotas. 

¿Cómo saber si un perro se siente invadido por la mirada?

Si no conoces al perro y el animal tiene la mirada fija en ti, bajo una postura rígida, podría estar mostrándose territorial y te está alertando de que te alejes. 

En estos casos, es mejor no mantener contacto visual y retroceder, de lo contrario, será considerado un acto de agresión para el perro y este podría atacar. 

msn.com