gorila agresivo

El animal fue criado por un ocultista que lo acostumbró a beber alcohol y le gustaba la carne humana.

En India hay indignación por un grave caso de maltrato animal en el que la víctima es un mono que por el errático trato que le dio su dueño terminó convirtiéndose en alcohólico, matando una persona y atacando a más de 250 personas.

El animal, de 6 años, llamado Kalua, fue criado por un ocultista que lo acostumbró a consumir licor y tras la muerte de su amo, no siguió recibiendo bebidas, por lo que su comportamiento se volvió agresivo.

El animal mordía a niños, mujeres y hombres porque había desarrollado un gusto por la carne. Las heridas que provocaba a sus víctimas fueron tan graves que muchos necesitaron de cirugía plástica e inclusive una niña falleció tras uno de sus ataques.

El mono, que no temía a los humanos y en cambio los atacaba, aterrorizó a los habitantes Mirzapur, en el estado de Uttar Pradesh durante años hasta que fue capturado por funcionarios del zoológico de Kampur.

La captura del simio no fue sencilla porque ya estaba acompañado de otro de su especie que lo alertó, sin embargo los trabajadores del zoológico lograron atraparlo e intentaron cambiar su dieta por una vegetariana.

Pero Kalua nunca se adaptó y también atacó a los demás simios, por lo que debió ser confinado en una jaula individual sin permitirle nunca salir.

Por el comportamiento peligroso del animal no se encontró otra solución que condenarlo a cadena perpetua en la que solo estará en una pequeña jaula para evitar que vuelva a atacar a los humanos.

«Lo mantuvimos aislado durante algunos meses y luego lo cambiamos a una jaula separada», dijo el médico del zoológico Mohd Nasir, de acuerdo a Business Insider. “No ha habido cambios en su comportamiento y sigue siendo tan agresivo como lo fue. Han pasado tres años desde que fue traído aquí, pero ahora se ha decidido que permanecerá en cautiverio toda su vida».