El sujeto aseguró que su propósito no era embarazar a su pareja, sino darle más placer.

Un hombre que le hizo agujeros a los condones que usaba para tener relaciones íntimas con su pareja fue condenado a cuatro años de cárcel luego de ser hallado culpable.

El juez Andrew Lewis lo declaró culpable en la ciudad de Worcester, en Inglaterra, tras una investigación en la que se confirmó su responsabilidad de hacerle agujeros a los condones antes de las relaciones sexuales que sostenía.

El juez aclaró que, aunque la mujer había accedido a tener relaciones sexuales con él, siempre usando condón, el sentenciado alteró la protección, por lo que lo consideró un abuso sexual.

El caso se remonta al año 2018, pero la decisión del juez fue fallada el 2 de octubre de 2020, cuando leyó la sentencia de cuatro años de cárcel.

El hombre fue pillado por la mujer, luego de que esta última encontrara alfileres cerca a los preservativos y al mirar detalladamente, hallara diminutos orificios en los condones.

Durante el transcurso de la investigación, el hombre había aceptado los cargos de violación, por lo que finalmente el juez lo condenó a menos de cinco años de prisión.

Cabe recordar que el condenado había explicado que su intención con abrirle orificios a los condones no era dejar embarazada a su pareja, sino darle mayor placer sexual.

semana.com