El 51% de las vacunas disponibles contra el Covid-19 se destinarán a países de altos ingresos. Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Australia y Japón, que representan el 14% de la población mundial. 

Este escenario dejaría a aproximadamente un cuarto de la población mundial sin una vacuna para el coronavirus hasta 2022, según un estudio de la Universidad Johns Hopkins.

Sin embargo, incluso antes de que hubiera alternativas seguras y eficaces disponibles, la carrera por la vacuna contra el coronavirus se tomó la agenda global. Las grandes potencias fueron las primeras en asegurar las dosis para su población, y todos los gobiernos se apresuraron en crear planes para poder vacunar a sus ciudadanos apenas se aprobara alguna de las alternativas.

En Colombia

La administración de Iván Duque cerró acuerdos con Pfizer para la adquisición de 10 millones de dosis de su vacuna, otras 10 millones con AstraZeneca y 20 millones que llegarían a través de Covax.

La meta es empezar la vacunación masiva las primeras semanas de 2021. Para esto se creó un esquema de cinco fases:

Fase 1

La primera etapa será para la población prioritaria, es decir, trabajadores de la salud de primera línea y toda la población mayor de 80 años, lo que corresponde a cerca de 11 millones de personas, e iniciaría en enero.

Fase 2

La fase dos, en tanto, consistirá en la vacunación de la población entre 60-79 años y el personal de salud en la segunda y tercera línea de atención. En total comprende a cerca de 7,19 millones de personas.

Fase 3

En la tercera etapa, se vacunarán 2,95 millones de personas.

Fase 4

En la fase cuatro serán 4,91 millones.

Fase 5

Fase cinco, alrededor de 17,4 millones. La apuesta es vacunar a cerca de 277.200 personas diariamente.