La sanción la hizo la Policía al sorprenderlos en una fiesta consumiendo licor y violando el decreto sanitario por la pandemia del COVID-19.

Continúa la policía impartiendo comparendos a desobedientes que asisten a fiestas masivas, sin tapabocas, y sin el distanciamiento social e ingiriendo licor.

Durante el fin de semana se impusieron 10 comparendos a igual número de personas que estaban en una fiesta en la vereda Nudillo a 30 minutos del área urbana del municipio de Angelópolis. Lo más particular es que cuatro de ellos son personas públicas y que deben dar el ejemplo cumpliendo las medidas sanitarias, se trata de dos concejales y un funcionario de la alcaldía y el otro trabajador del hospital local.

“A partir de una llamada se llega a una finca en donde efectivamente se encuentran a varias personas departiendo y con consumo de bebidas embriagantes, música y otras actividades recreativas. Son un grupo importante de personas, pero al notar la presencia de las autoridades algunos comenzaron a retirarse del lugar”, explicó el coronel Jorge Cabra, comandante de la policía Antioquia.

Por su parte el alcalde de esta población del suroeste cercano de Antioquia, Jaime Alberto Gómez Gómez, explicó que inició una investigación disciplinaria para los funcionarios y denuncia ante los entes de control para los Corporados.

Nosotros estamos tomando acciones. De igual forma nos toca por obligación denunciar estas situaciones, ya estamos haciendo lo pertinente, recogiendo la información, los informes de la policía, los comparendos para poder instaurar la denuncias formales ante la Fiscalía y la Procuraduría”, detalló el señor Gómez.

Uno de los funcionarios esta en calidad de provisionalidad, por lo que se le inició el proceso, antes de decidir otra situación sobre él, recalcó el mandatario.

caracol.com.co