La Alcaldía de Medellín, en función de su rol dentro de la democracia, lamenta que la iniciativa de moción de censura promovida por algunos concejales de la ciudad contra la Secretaría Privada, María Camila Villamizar, haya sido anunciada sin siquiera cumplir con los requisitos mínimos legales. Ni cuente con soporte jurídico de peso.

Esteban Restrepo, secretario de Gobierno de Medellín

Primero

Es importante recordarle al concejal Simón Molina que la proposición de moción de censura requiere por lo menos la mitad más uno de los integrantes de la corporación, es decir 11. Y la bancada del Centro Democrático está conformada por ocho. Esta propuesta infundada no cumple con los requisitos legales expresados en el artículo 79 del reglamento del Concejo de Medellín. Por lo que le pedimos a los corporados seriedad en el ejercicio de control político en la ciudad.

Segundo

No pretendan entorpecer el trabajo de esta administración y mucho menos tratar de censurar la labor de esta funcionaria, con base en declaraciones que no tienen ningún soporte legal y que solo buscan seguir politizando a EPM.

Tercero

El actuar de este concejal al promover esta iniciativa, sólo da cuenta del intento de utilizar mecanismos constitucionales buscando un beneficio particular, sin pensar en los ciudadanos y la estabilidad de una empresa tan importante para la ciudad.

Cuarto

En consecuencia, mañana se radicarán denuncias en Procuraduría contra el concejal Simón Molina. Por pretender utilizar un mecanismo constitucional, con fines incorrectos. Con mentiras y engaños para desgastar la Administración Municipal.

medellin.gov.co