– Los frentes de trabajo se concentraron en ayudas humanitarias, alojamiento, apoyo económico y atención psicosocial, entre otros. 

– Adicionalmente, se entregaron 1.700.000 paquetes alimentarios durante todo el 2020.   

– Un total de 12.329 personas con discapacidad, sus familias y cuidadores recibieron atención y acompañamiento integral. 

La atención integral con enfoque de derechos humanos a todos los grupos poblacionales definió la gestión de la Secretaría de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos durante 2020. En el balance anual se resaltan acciones de gestión en alimentación, apoyo económico, alojamiento, atención humanitaria y atención con enfoque diferencial.

Canasta Básica de Derechos

Se destaca el programa Canasta Básica de Derechos, una de las apuestas del Plan de Desarrollo Medellín Futuro, gracias al cual 270.724 familias recibieron apoyo económico, por medio de Efecty y Gana, y se beneficiaron, hasta octubre, 4.498 hogares con auxilio habitacional ante el riesgo de quedarse sin un alojamiento por causa de la pandemia. 

Estrategia Techo

Asimismo, se entregaron 1.700.000 paquetes alimentarios a los hogares que más lo necesitaban, de los cuales 129.618 se distribuyeron debido a la emergencia ocasionada por el coronavirus; y, por medio de la estrategia Techo, 3.930 familias vulnerables recibieron un alojamiento digno durante el aislamiento por la crisis sanitaria, en los puntos de servicio temporal habilitados, como los albergues Carlos Mauro Hoyos, Florencia, Tricentenario y de Emergencias. 

Atención a población habitante de calle

A estos se suma un sitio destinado para la atención a población habitante de calle diagnosticada con el virus, donde se activaron las acciones necesarias de cuidado y prevención. Los ciudadanos en situación de y en calle tuvieron también puntos transitorios de autocuidado, con actividades de sensibilización y servicios de higiene. Esta población recibió este año 40.807 atenciones desde las distintas sedes temporales y permanentes. 

12.329 personas con discapacidad, sus familias y cuidadores fueron atendidas a lo largo del año con acciones para mejorar sus procesos de habilitación, rehabilitación y participación. Todo ello, por medio de acompañamiento en aspectos psicosociales, de nutrición, dinámicas familiares, cuidado, autocuidado, salud física y mental.  

Mónica Alejandra Gómez, secretaria de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos:

“El 2020 fue un año completamente atípico por la pandemia y fue un aprendizaje muy importante, que nos deja la vara muy alta para mantener nuestra gestión en el año 2021. El compromiso fue total con los grupos poblacionales, especialmente por las condiciones que trajo la contingencia, lo que implicó redoblar esfuerzos, articularnos con otras secretarías y entidades públicas y privadas. Pero también trabajamos mucho para cumplir los indicadores del Plan de Desarrollo”. 

Acompañamiento psicosocial

Esta dependencia también fortaleció la atención a los diferentes grupos poblacionales por medio de canales telefónicos y virtuales, a través de los cuales se respondieron los requerimientos con acompañamiento psicosocial, orientación y activación de rutas a 70.000 familias, para prevenir la violencia intrafamiliar, promover relaciones sanas y posibilitar el acercamiento de oportunidades. 

Cero Hambre y Seguridad Alimentaria

Como parte del desarrollo del proyecto estratégico Cero Hambre y Seguridad Alimentaria, se ejecutó el proyecto Mejoramiento de Sistemas Agroalimentarios. Éste ha beneficiado a 200 productores locales y 200 comerciantes con los circuitos cortos de mercado. También ha preservado el uso de más de 20 especies y semillas nativas. Además, ha vinculado a más de 400 familias y 10 instituciones a la estrategia de huertas urbanas para el autoconsumo. Estas iniciativas fueron reconocidas con el Premio Nacional de Alta Gerencia, que entrega el Gobierno Nacional. 

Gerencia Étnica

Otro de los logros fue la creación de la Gerencia Étnica. Ésta, seguirá trabajando sobre el legado de la Secretaría de Inclusión Social, para garantizar los derechos de los 236.222 afrodescendientes y los 6.000 indígenas que habitan Medellín. Como parte de las acciones, se efectuaron 900 recorridos con la unidad móvil para beneficiar a familias en situación de vulnerabilidad. 57 indígenas fueron alojados en la Casa Compartida, en la comuna 3 – Manrique, donde se suplieron todas sus necesidades. 280 hogares indígenas y afrodescendientes se beneficiaron con la estrategia Casa a Casa Étnico. Por medio de pedagogía, oportunidades y acciones para preservar prácticas ancestrales. También se han entregado 60.000 de los 85.000 tapabocas para población étnica, donados por la Fundación Juan Cuadrado. 

Gerencia de Diversidades Sexuales e Identidades de Género

Del mismo modo, se dio origen a la Gerencia de Diversidades Sexuales e Identidades de Género. Ésta, seguirá trabajando por el reconocimiento del sector social LGBTIQ+. Entre las acciones están la participación de 489 personas de este sector en la encuesta sobre condiciones laborales; el fortalecimiento de 20 mesas y colectivos. Además, la asesoría jurídica a 250 ciudadanos LGBTIQ+ y el desarrollo de diplomados que beneficiaron a 356 personas.

Familias Cuidadoras

Un avance adicional fue la viabilidad jurídica de la estrategia Familias Cuidadoras, a través del Decreto 853 de 2020. De esta manera, los hogares con un miembro formado para ser cuidador, pueden recibir a una persona mayor en riesgo social y garantizar sus necesidades básicas. Todo esto, por medio de un apoyo económico que entregará la Alcaldía de Medellín. El fin es tener una opción distinta a los centros de protección. Esta iniciativa ya está en marcha y nueve personas mayores que estaban institucionalizadas en centros de protección, ahora están con sus familias bajo esta modalidad de protección.

medellin.gov.co